Observatory on European Studies - Los retos al estado de derecho de la Unión Europeas: gobiernos de ultraderecha y guerra eslava.

2022-12-12

63975601f20efmceclip5.jpg

Manuel Becerra-Ramírez*

En los √ļltimos a√Īos, los procesos de cambios en la direcci√≥n pol√≠tica de varios Estados europeos han llevado al poder a personaje pol√≠ticos de ultraderecha. Lo cual, en principio, no parecer√≠a tener problema pues son resultados de procesos electorales v√°lidos, sino la gran problem√°tica esta en las pol√≠ticas que esos gobiernos aplican que ponen en cuestionamiento los fundamentos filos√≥ficos-pol√≠ticos sobre los que se construye la Uni√≥n Europea. Las pol√≠ticas de estos gobiernos han sido de tal envergadura, como es el caso de Polonia y sus embates contra el poder judicial, que las instituciones europeas han reaccionado, condenando las acciones del gobierno polaco.¬†¬† La situaci√≥n se agrava en el momento en que la guerra rusa-ucrania, requiere una respuesta unida, solidaria, de los Estados que integran la Uni√≥n Europea.

La experiencia de las dos guerras mundiales en el siglo XX en Europa, con innumerables violaciones de los derechos humanos y gobiernos dictatoriales como el de Adolfo Hitler y Benito Mussolini hicieron que la Europa de posguerra aparentemente se blindara contra la posibilidad de que resurgieran nuevos sistemas totalitarios como el de Alemania e Italia de preguerra.   

En efecto, el proceso de creaci√≥n de la Uni√≥n Europea empez√≥ como una uni√≥n meramente econ√≥mica hasta convertirse en una creaci√≥n supranacional que tiene que ver con varias √°reas, como el medio ambiente, la salud, las relaciones exteriores, la seguridad, migraci√≥n, y justicia. Como sabemos, en el a√Īo de 1993 se cambi√≥ el nombre de Comunidad Econ√≥mica Europea por el de Uni√≥n Europea UE), como se le conoce en este momento.

 La Unión Europea esta creada en la base de ciertos principios que tienen que ver con un sistema de organización basada en la división de poderes y la existencia de un sistema de pesos y contrapesos, además en la que se cumplan los principios de democráticos y de   estado de derecho. Con instituciones fuertes como, por ejemplo, el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo y el Tribunal de Justicia de la UE y el Consejo de Europa de 1949.

Actualmente, el ascenso al poder de varios gobiernos de ultraderecha como en Italia, Hungría, Suecia, preocupan a los observadores de la realidad europea, porque ponen en peligro los caros valores de la democracia y estado de derecho que, insistimos, son el fundamento de la organización europea contemporánea.

En el caso de Polonia se observa que, desde la llegada al gobierno, los pol√≠ticos de derecha agrupados en el Partido Ley y Justicia (PLyJ), han puesto en jaque a estos principios cardinales de la UE. En los √ļltimos a√Īos, el gobierno de Polonia ha realizado una serie de reformas al sistema judicial, que debilita al poder judicial y lo someten al poder ejecutivo. Por ejemplo, el gobierno impuls√≥ una ley que, al reducir la edad de jubilaci√≥n de fiscales y jueces, mand√≥ a la jubilaci√≥n a casi un tercio de los miembros del¬†Supremo Tribunal polaco, que fueron substituidos por personas c√≥modas para el gobierno. A lo cual, reaccion√≥ Tribunal de Justicia de la UE considerando la reforma ilegal. Adem√°s, el Parlamento polaco, aprob√≥ una ley propuesta por Ley y Justicia mediante la cual estableci√≥ una responsabilidad disciplinaria cuasi militar para los jueces. Como una especie de ‚Äúley mordaza‚ÄĚ, que fue contundentemente criticada por el Tribunal de Justicia de la Uni√≥n Europea[1]. En el mes de marzo pasado del 2022, por sexta vez el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) conden√≥ a Polonia por las reformas judiciales[2].

Al promover reformas al poder judicial, que pr√°cticamente viola la normatividad a la que est√° sujeta Polonia el Protocolo de Derechos civiles y pol√≠ticos de 1966 y los principios de contenidos en la resoluci√≥n de la Asamblea General de la ONU de independencia del poder judicial y los principios¬† Bangalore de la Conducta judicial, que fueron adoptados por la ONU, en la ciudad de la India Bangalore, en el a√Īo 2033 y que establece : ¬†independencia; imparcialidad; integridad; igualdad; competencia y diligencia del poder judicial.

Indudablemente Polonia no puede alegar que su postura es parte de su soberan√≠a interna. El¬†Tratado de la Uni√≥n Europea¬†(TUE) o Tratado de la Uni√≥n que fue firmado en el a√Īo de 1992, en la ciudad de Maastricht¬†de los pa√≠ses Bajos, establece claramente en su art√≠culo 2:

Artículo 2

La Unión se fundamenta en los valores de respeto de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de Derecho y respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minorías. Estos valores son comunes a los Estados miembros en una sociedad caracterizada por el pluralismo, la no discriminación, la tolerancia, la justicia, la solidaridad y la m       igualdad entre mujeres y hombres.

En otras palabras, un Estado no puede ir en contra de los valores comunes a la Uni√≥n: el estado de derecho, respeto de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad y respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minor√≠as. Sin embargo, el caso de Polonia es de gran preocupaci√≥n; algunos lo han calificado de un ‚Äúpolexit legal‚ÄĚ, en parang√≥n a la salida del Reino Unido de la Gran Breta√Īa de la Uni√≥n Europea.

Además, el PLyJ es muy conocido en Europa por su discurso populista de derechas, a tal grado que ha colocado a Polonia en el punto de mira de la UE. Por ejemplo, el Parlamento Europeo, con sede en Bruselas, ha pedido que se le aplique a Polonia el artículo 7 del Tratado constitutivo de la Unión, como una sanción, ya que establece:

‚Äúa propuesta motivada de un tercio de los Estados miembros, del Parlamento Europeo o de la Comisi√≥n, el Consejo, por mayor√≠a de cuatro quintos de sus miembros y previa aprobaci√≥n del Parlamento Europeo, podr√° constatar la existencia de un riesgo claro de violaci√≥n grave por parte de un Estado miembro de los valores contemplados en el art√≠culo 2‚ÄĚ

¬†El caso de Polonia es muy importante pues se pone a prueba a la Uni√≥n Europea frente a lo que ser√° un embate de los nuevos gobiernos de ultraderecha como tambi√©n es el caso de Giorgia Meloni, que reci√©n acaba de tomar el gobierno en Italia, que con una expresi√≥n supremasista, antifeminista, hom√≥foba, anti emigrante (ojo que no sean blancos como los ucranios) reta a la Uni√≥n Europea, enf√°ticamente afirma: ‚ÄúEn Italia, como cualquier otro Estado serio, no se entra ilegalmente‚ÄĚ. Afirmaci√≥n que implica una penalizaci√≥n de la migraci√≥n y desde√Īa el fondo de las motivaciones de los movimientos migratorios y con ellos tambi√©n olvida los grandes movimientos migratorios italianos que poblaron territorios de Argentina, Brasil, Uruguay, por decir solo algunos Estados que en Latinoam√©rica se siente la influencia cultural italiana.

En efecto, el tema migratorio, es uno de los asuntos en que los gobiernos de ultraderecha coinciden. Giorgia Meloni, ahora la flamante primera ministra italiana, que con su partido Hermanos de Italia, obtuvo la mayor cantidad de votos en las elecciones del 25 de septiembre pasado, en plena campa√Īa electoral defendi√≥ al gobierno del h√ļngaro V√≠ctor Orban, en sus pol√≠ticas migratorias. Ella considera que la migraci√≥n es una amenaza de desplazamiento de la poblaci√≥n blanca y cristiana de Europa y denuncia la supuesta "islamizaci√≥n" de Europa. Bandera pol√≠tica de partidos de derecha como el de Vox en Espa√Īa.¬†¬†

Omiten que las migraciones que se hacen con grandes riesgos de muerte; los migrantes no viajan por placer. Hay que buscar las razones estructurales de los movimientos migratorios que seguro se encontrar√°n en el tipo de globalizaci√≥n econ√≥mica que ha sido promovido por los pa√≠ses desarrollados en los √ļltimos 40 a√Īos.

Ahora bien, en medio de estas amenazas a la institucionalidad del UE, el factor de la guerra eslava es de gran importancia. Cuando el hurac√°n de la guerra azot√≥ al mundo, con la invasi√≥n de Rusia a Ucrania, el 24 de febrero del 2022, no se sab√≠a todav√≠a el impacto a la econom√≠a global y la necesidad de que Europa la pudiera hacerle frente en forma unida, con sus instituciones s√≥lidas. En ese sentido, surge el cuestionamiento ¬Ņc√≥mo sancionar a los gobiernos de Polonia y Hungr√≠a si son Estados fronterizos y sirven como un ‚Äútap√≥n‚ÄĚ para el resto de Europa? Polonia provee de armas, incluyendo de armas de la √©poca sovi√©tica a Ucrania y es un corredor por donde reciben migrantes ucranios. Entonces, ¬Ņc√≥mo va a sancionar la UE a Polonia por sus pol√≠ticas contrarias al Estado de derecho y de los derechos humanos?

Sin embargo, si uno revisa la historia, podemos ver que cómo se gestó el huevo de la serpiente que llevo a la segunda guerra mundial.   No se pudo detener a Hitler en su preparación de la guerra que incluía graves políticas de violación de derechos humanos y de rompimiento del estado derecho en Alemania. Ahora en esta segunda década del siglo XXI es necesario detener un conflicto que en todo momento pone en peligro de convertirse en una conflagración mundial, y eso pasa también por mantener el blindaje de los derechos humanos y estado de derecho construido después de la II Guerra mundial, en Europa. 

[1] Casanova, Grego; ‚Äú¬ŅEn qu√© se diferencia la reforma judicial planteada por S√°nchez de la Polonia?‚ÄĚ

(voxpopuli.com) consultado el 30 de octubre del 2022

[2] El TEDH condena por sexta vez a Polonia debido a las reformas judiciales - Infobae, consultado el 29 de octubre del 2022.

* Manuel Becerra-Ramírez

Investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).